Sentirse sexy y guapa no es exclusivo de las fiestas navideña pero en esta época tan festiva, llevar una lencería sexy que nos haga sentir especiales y mujeres empoderadas nos permitirá lucirnos con todo nuestro esplendor. Seguramente elegirás algo especial para ponerte. Es habitual que los atuendos de estas fechas estén repletos de brillos que nos dan un aire más festivo. Pero, aunque la ropa interior no sea visible, llevar una que nos permita sentirnos especiales es tan importante como el look elegido para salir.

En Nochevieja es habitual llevar lencería roja pero hay muchos otros colores que puedes elegir, incluso adaptar a la ropa que lleves. Lo importante es que te guste a ti y te haga sentir la reina de la fiesta.

Elegir la lencería para las fiestas navideñas

Son fechas en las que tenemos varias reuniones, tanto familiares como de empresa. Además, seguramente aprovecharemos para quedar también con amigos. Una vida social tan activa necesita elegir la ropa adecuada y combinar la lencería para que el resultado final se vea perfecto.

Para ello, hay varios puntos a tener en consideración.

Uno de ellos es el color. Por mucho que nos guste la ropa interior de un color específico, hay que comprobar que no altere el resultado al ponerse el vestido elegido. Los vestidos claros pueden dejar ver la lencería de colores más oscuro, por ejemplo, y el resultado suele ser una apariencia más descuidada.

También la forma de la lencería juega un papel importante. Principalmente, si tu atuendo tiene un escote pronunciado o partes al descubierto. No hay nada menos sexy que llevar un vestido de espalda al descubierto y ver un sujetador dividiendo la espalda a la mitad.

Pero, aparte del color y de la forma, siempre es necesario conocer nuestra talla correcta. Si utilizas una talla demasiado grande, el cuerpo perderá su forma y el aspecto no será el que debería. Al contrario, si compras lencería con una talla inferior, estarás demasiado ceñida y, aparte de la poca comodidad que tendrás, se verán pliegas de piel en los movimientos, causadas por la ropa apretada.

Teniendo en cuenta estos pequeños detalles para elegir la lencería más adecuada, lo demás es escoger la que te guste y con la que te sientas bien. Esa con la que te mires al espejo y te salga una sonrisa.

Un regalo especial

La lencería siempre será un regalo especial, ya sea para que te la regales a ti misma o para darlo de idea de regalo a alguien especial en tu vida.

Si es para regalo, busca algo realmente especial. Quizás más atrevido o fuera de lo habitual. Hay lencería de todos los colores y modelos. Y, también, de materiales diferentes. Un conjunto de tanga y corpiño puede ser algo que te falte en tu ropero o, quizás, ropa femenina con efecto cuero.

Y si te decides por un conjunto rojo, ya tendrás qué ponerte para la fiesta de Nochevieja. Entrar en el nuevo año con ropa interior roja es lo habitual. No importa si es superstición o tradición, ¡estarás genial!

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *