El regreso del oro amarillo

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Hace unos cuantos años que el oro blanco desbancó sin compasión a su maestro el oro amarillo. Los anillos, pendientes y pulseras abandonaron el codiciado color amarillo para pasar a ser blancos, hasta las alianzas se unieron a la rebelión. Incluso se vendía más caro. Hay quien siempre fue reticente, entre ellas mi madre, para la que el oro blanco era menos, “parece que sea plata”, me comentaba.

oroamarillo

Pues bien, ahora, mi madre está un poco más contenta porque el oro amarillo, el de siempre, vuelve com más fuerza que nunca. Tal vez sea porque el regreso con mucha fuerza a los años 80 haya sido una influencia también para las joyas. Si las hombreras se han colado casi sin darnos cuenta en nuestro armario (yo todavía me resisto a ellas, pero no sé cuánto podré aguantar), lo cierto es que las joyerías también se inspiran en esta década.

Cadenas al cuello

Y si hay una joya imprescindible para este 2010 son las cadenas en versión XXL, con eslabón grande, pequeño o mediano el caso es que el collar sea muy muy grande y, por supuesto, en oro amarillo porque ¿a caso las protagonistas de los grandes seriales de entonces llevaban oro blanco? Falcon Crest, Dinastía… las joyas eran otentosas para aparentar la opulencia de las mujeres.

Los anillos también se apuntan al carro de las joyas XXL. En los años 80 todo eran excesos y eso se nota en el mundo de la joyería. Creo que el regalo que me hizo mi madre por mi cumpleaños responde a todo lo que no se va a llevar y pronto no se llevará: son unos pendientes de oro blanco más bien pequeños. Aunque me parece que los pendientes son las únicas joyas que todavía está permitio llevar en versión mini.

¿Y a vosotras os gustan las joyas grandes o sois más dicretas y preferís las pequeñas? Lo que sí debéis tener claro es que podéis volcer a sacar del joero los anillos y pulseras de oro amarillo, porque ahora es el rey de las joyas.

Imagen: *[SouLe]*

Por:
Etiquetas: , ,
Categorías: Tendencias


0 Comentarios Enviar un comentario