Bolsos para llevar en cada ocasión

La mala elección de los complementos puede arruinar hasta el look más cuidado. Al igual que no elegimos el mismo tipo de ropa para ir al gimnasio que para una noche de fiesta, cada momento y lugar requiere un bolso diferente. Bolsos para ir al trabajo, para la playa, ir de compras, viajar… A continuación te ofrecemos algunos consejos para elegir el adecuado según la ocasión.

bolso1

Un bolso lo suficientemente amplio para llevar todo lo que podamos necesitar durante la jornada, sin ser demasiado grande, es la mejor opción para ir a trabajar. Los bolsos tipo maletín son cómodos además de elegantes, al igual que los de asa corta, más aún si están confeccionados con un material resistente y fácil de limpiar como el cuero. Elige colores oscuros como el negro o el marrón oscuro, ya que éstos combinan a la perfección con la mayoría de colores. Un ejemplo de ello es el que nos propone MANGO (imagen 1).

bolso2

Para una tarde de paseo podemos optar por un bolso algo más llamativo o elegante y algo más pequeño, ya que no necesitaremos llevar tantas cosas en él y nos resultará más cómodo que uno de mayor tamaño. Un bolso tipo saco de tamaño intermedio y asa regulable como el que se ve en la segunda imagen (MANGO) es una buena idea. Opta por un modelo XXL con asas largas de tipo bandolera o saco para ir de compras, ya que así podrás dejar las manos libres e ir guardando en él todo lo que necesites.

Si vamos a salir por la noche a tomar una copa, lo ideal es que tenga un asa larga para poder llevarlo colgado si no tenemos posibilidad de dejarlo en ningún sitio seguro mientras bebemos algo o salimos a bailar. Además debe ser pequeño para llevar sólo lo necesario (teléfono móvil, cartera, pañuelos, algo de perfume o maquillaje…), y de colores más alegres, como este elegante bolso de Christian Louboutin (imagen 3).

bolso3

Los bolsos o carteras de mano (suelen ser muy pequeños, para llevar tan sólo lo imprescindible) están reservados para las ocasiones más especiales (una cena en un buen restaurante, un cóctel…) en las que quieras lucir más arreglada y sofisticada. Pueden encontrarse de todo tipo: con pedrería, cristales, abalorios, lentejuelas, de diversas formas, etc., siendo siempre más llamativos y glamourosos que los demás.

Sus colores suelen ser el negro, el dorado y los tonos plateados. Si tu vestido o complementos tienen varios colores o son de un color llamativo, elige un bolso de mano en un solo tono sencillo (negro, blanco, colores pastel…); reserva los tonos más atrevidos para otro tipo de ropa menos colorida, y así darle un toque alegre al conjunto, como este clutch rojo con detalles dorados, también de Christian Louboutin (imagen 4).

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *