Bolso Chanel 2.55

Autor: 1
Comparte este artículo
Uno de los bolsos clásicos por excelencia, que nunca pasa de moda y que toda mujer debería tener en su armario es el CHANEL 2.55.

No obstante, solo algunas son las afortunadas de tenerlo en sus manos y otras tenemos que conformarnos con bolsos del estilo al 2.55, al menos hasta que ahorremos los suficiente para comprarnos este CHANEL tan maravilloso.

cosasdemoda- chanel 2.55 (2)

El bolso CHANEL 2.55 fue creado por mademoiselle Chanel en febrero de 1955, de ahí proviene el nombre de CHANEL 2.55 creado para liberar las manos de las mujeres que,  por aquel entonces,  siempre llevaban bolsos de mano.

cosasdemoda-coco chanel 2.55

La diseñadora se inspiró en el acolchado de las sillas de montar que veía a menudo en el hipódromo de Suresnes en París. El bolso lleva una doble cadena incrustada de cuero que se puede poner  hasta en dos posiciones, corto o larga en bandolera.

El cierre fue rediseñado por Kart Lagarfeld que en los años ochenta le añadió el famoso logo de las dos C.  El interior es de color borgoña, Burdeos, y consta de tres bolsillos, uno de ellos para la barra de labios.

Para realizar esta joya de bolso se necesitan 18 horas,  dependiendo del material y, por otro lado,  15 personas trabajan en el proceso.

Con los años,  el bolso 2.55 ha ido evolucionando y versionándose.  En un principio,  el bolso sólo se fabricaba en piel de cordero, punto o seda. Pero  Karl Lagerfeld lo ha  reinventado con colores y  materiales como la rafia, las lentejuelas y vinilo.

Muchas son las celebrities que no han podido resistirse a llevar el bolso icono de la casa Chanel, como Victoria Bechkam , Sienna Millar, Rachel Bilson…o las españolas Vicky Martin Berrocal, Penélope Cruz, Marta Sánchez

Su precio es de 1.500 € aproximadamente en adelante, dependiendo del tamaño, material, etc.

¿Qué os parece el  CHANEL 2.55?

Fuente Imágenes Chanel.

Por:
Etiquetas: , ,
Categorías: Chanel, Marcas


1 Comentarios Enviar un comentario


  • avatar
    mer

    El clásico de los clásicos, me encanta.